Addimú para Yemayá

IMG-20220911-WA0009
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn

Cuba es una clara mezcla de tradiciones heredadas por las distintas etnias que han poblado nuestra isla, el legado de los aborígenes, españoles y otros europeos. Tenemos hasta influencia de costumbres orientales adquiridas en el proceso de colonización de los imperios europeos en esas regiones y reproducidas en nuestro país durante la colonia, esto se observa claramente en edificaciones, sobre todo en las iglesias u otros templos de culto. Por otra parte no puede faltar la fuerte influencia de los africanos, cazados como animales y embarcados hacia la isla para someterlos a trabajos forzosos en las plantaciones de caña u otras labores. Toda esa fusión, rica en distintas tradiciones es el fundamento de nuestra cultura e identidad.

La religión no escapa de este ajiaco de culturas. Los negros esclavos, ante la negativa de practicar sus costumbres, tuvieron que ingeniárselas y combinar elementos de la religión católica con las creencias de las diversas tribus del África, para salvar su religión ante el imperante catolicismo practicado por sus amos.
A propósito de que estamos en el mes de septiembre, cada día 7 de este mes se celebra en la religión yoruba, el día de Yemayá o la Virgen de Regla, para la religión católica (cómo le llamas tú, por favor hazme saber en los comentarios). Son varios los tributos que se le pueden dar a los santos, según refieren los conocedores y estudiosos de la religión yoruba. Por supuesto, esto depende de cada ser divino. Addimú, cómo se le conoce, consiste en ofrecer frutas, vegetales, plantas, flores y animales que se dan a comer al Orisha, es como una expresión de amor del creyente que desea comunicarse con la divinidad y reverenciarla.
Yemayá, deidad de las aguas saladas, madre de los peces (se dice que somos hijos de ella) ya que todos vivimos 9 meses nadando en la placenta como peces. A esta diosa especial, símbolo de fertilidad, se le ofrenda Ochinchin de Yemayá, hecho a base de camarones, alcaparras, lechuga, huevos duros, tomate y acelga, ekó (tamal de maíz que se envuelve en hojas de plátano), olelé (frijoles de carita o porotos tapé hecho pasta con jengibre, ajo y cebolla), plátanos verdes en bolas o ñame con quimbombó, porotos negros, palanquetas de gofio con melao (melaza como le dicen aquí en España) de caña, coco quemado, azúcar negra, pescado entero, melón de agua o sandía, piñas, papayas, uvas, peras de agua, manzanas, naranjas, etc. Estos son algunas de las ofrendas que refieren los conocedores y estudiosos se le pueden dar a la madre de los mares.
Aprovecha tu rinconcito espiritual y pide por los tuyos, por muy lejos que estén, de seguro ellos piden por tí, para que se te abran los caminos. ¿Quién no extraña a su padrino o madrina, más cuando estamos tan lejos? Cuando sentimos curiosidad de lo que depara el futuro, cuando las cosas no van como esperábamos o cuando pedimos por la salud de los seres queridos.

×

Hola!

Cualquier duda que tengas nos comentas por aquí

× ¿Te podemos ayudar?