Cuba se extraña

Playas Habana del Este
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn

Cuba se extraña, simple, sí, cierto, pero nada mejor para expresar la realidad. Adaptarse a la vida en otro país no es tan fácil, son varios los retos, distintas culturas, lejanía de los seres queridos, clima, además está el desafío de ser emigrante.

Por muy lejos que nos encontremos siempre regresamos a nuestro país, aunque no lo hagamos físicamente, llega ese instante (el gorrión muchos lo llaman) en que la mente nos traslada al barrio, al café recién cola’o que da el de pie, y aunque de España heredamos algo de su culinaria, sabes que no es lo mismo.

Cuba - Puerco asado en PúaEl puerco asado de fin de año no sabe igual si no está la familia, los «jodedores» del barrio, los tamales de Silvia o la morcilla que solo le queda bien a tía Rosa, el congrí y la yuca con mojo de la abuela, claro, no me puede faltar el dominó con la botella de ron o la cervecita bien fría, jajaja, ya me lo estoy imaginando, conversando o dando muela pa’ matar el tiempo hasta que llegue medianoche y tirar el tradicional jarro con agua para que se vaya lo malo.

Qué me dices del verano, a veces sofocante pero como se extraña cuando el invierno acecha en Europa, un agua de coco o la piña colada en la playa mientras esperas por la carne al carbón del quiosquito.

Los paseos por todo el malecón habanero (esa vista no tiene comparación, más cuando cae el sol). El sabor de la música cubana, bailar una salsa o disfrutar de los que bailan, la rumba de solar, ese danzar único con sello caribeño, difícilmente, para no decir imposible encontrarnos ese ritmo y movimiento fuera del gran caimán del mar Caribe.

Hace tiempo que no veo a mami, extraño hasta sus regaños, a veces no por gusto, siempre quieren lo mejor para sus hijos. Ya lo decidí, en diciembre voy pa’ Cuba en el primer vuelo.

Descubre Cuba

×

Hola!

Cualquier duda que tengas nos comentas por aquí

× ¿Te podemos ayudar?